Muchos recordaran a Bruce Lee por su impresionante dominio de las artes marciales, y la creación de su propio sistema el Jeet Kune Do, pero la base de este gran artista comenzo en la practica de Arte Marcial chino, demonimado Wing Chun (” eterna primavera”) se originó en el sur de China y es relativamente nuevo comparado con otras artes marciales chinas. Es considerado un estilo de arte marcial “blando”, pero en realidad mezcla las dos técnicas: “blanda” y “dura”.


Temeroso por la amenaza constituída por los monjes del monasterio Shaolín altamente expertos, el gobierno Qing conspiró con monjes traidores para arrasar con el templo Shaolín mediante un gran incendio. Ng Mui fue una de las pocas que escapó, y esta experta del shaolín chuan fue quien creó el wing chun. Más tarde Ng Mui hizo amistad con la joven y hermosa Yim Wing Chun y le dió clases particulares de kung fu, llamando al sistema Wing Chun en honor a su protegida.

Ng Mui descartó las antiguas tradiciones y se concentró en ganar a toda costa. El wing chun utiliza la velocidad y la sutileza para derrotar las ventajas naturales de un oponente, en lugar de la fuerza muscular, el acondicionamiento óseo o la flexibilidad muscular. Hasta utiliza el piquete de ojos, los codazos a la cara y las patadas a las partes bajas del cuerpo de un oponente, para ganar ventajas. El wing chun se practica protegiendo y golpeando la mayoría de los puntos de presión, mediante la economía de movimientos, y en base al principio de la combinación o la simultaneidad de la defensa y el ataque.

El wing chun enseña que existen cinco formas de derrotar a un enemigo –llaves en las articulaciones, patadas, golpes, lanzamientos y el uso de armas.

Un método de entrenamiento definitivo del wing chun es la práctica con un maniquí de madera, popularizado en muchas películas, donde el practicante entrena contra un aparato hecho de madera encontrado únicamente en el wing chun.

Esta disciplina también involucra la práctica con armas, mayormente adaptadas de las herramientas cotidianas utilizadas en la agricultura o en la pesca, tales como los mayales para el arroz, las varas y los bastones.